Iglesia de San Vicente de la Maza (BIEN DE INTERÉS LOCAL)

 

La Iglesia de San Vicente de la Maza guarda una compleja historia constructiva. Se comienza a construir a mediados del siglo XVI y se prolongan sus obras hasta finales del XVII, siglo en el que se llevan a cabo la mayor parte de los trabajos que proporcionaron al edificio su actual aspecto. En el primer tercio del siglo XVIII, se realiza la construcción del pórtico, dando lugar a un conjunto que se caracteriza por una unidad de armonía y estilo.

La tipología de la iglesia corresponde a la de las llamadas iglesias de salón, cuya planta consta de tres naves de igual altura en alzado y se constituye como uno de los principales modelos constructivos de la arquitectura de la época.


La Iglesia parroquial de San Vicente de la Maza representa una prolongación de las típicas iglesias columnarias, que fueron construidas a mediados del siglo XVI principalmente en el eje País Vasco-Navarra-La Rioja, aunque también mantiene elementos comunes de la provincia de Burgos.

El cuerpo de la iglesia tiene forma cuadrada y está dividida en tres naves, que aparecen cubiertas con bóvedas de crucería estrellada, destacando la nave central por su complejidad. Una de las zonas de mayor interés es su presbiterio, de forma ochavada. Para soportar las bóvedas se utilizan pilares circulares, de fuste y liso y capitel con molduras de tipo clasicista.
El pórtico, que data del siglo XVIII, rodea la iglesia por sus lados sureste y suroeste, y la decoración más sobresaliente del exterior se encuentra en la Portada Monumental, está estructurada a modo de retablo, y en el que destaca un estilo barroco, con recuerdos clasicistas y manieristas.
De su emplazamiento hay que decir que se haya situada en alto sobre un pequeña colina rodeada por un exuberante e imponente encinar relicto. Decir asimismo que fue sede del Cabildo eclesiástico del valle.

Fotografías 360º